Correle karnal ya valió madres

México.- Que tus ojos no te engañen le dije a mi hermano antes de bajarnos del vehículo en el que nos trasladamos al reporte policíaco, minutos antes había recibido una llamada a mi celular, hello moto…

-Adelante te escucho

-Raúl lánzate a la Arteria Uno ¡hay un ejecutado! se ve que era alguien pesado lo están manejando muy en X1

-Enterado voy para allá…

Colgué el teléfono y en mi mente llego la clave X1, equis uno la clave de la policía para pedir discreción o manejar algo con mucho secreto, algo no está bien en la zona, me imaginé que lo anterior estaba relacionado con algún ajuste de cuentas, quizá sea un policía el muerto, mi mente giraba solo en un juego de especulación.

Al llegar al lugar le dije a mi hermano que observará la escena, primero que nada hay que ver que no corramos riesgos, no nos vallan a romper la madre por una foto.

ESCUCHAR Y LUEGO PREGUNTAR

Ahí donde se juntan los curiosos entre ellos suelen platicar los hechos y con suerte sabremos el nombre de la persona que falleció y también lo que pasó. Así es como nos enteramos de algunos detalles qué luego ni la misma policía suele enterarse.

Me acerque con discreción, observando el cuerpo tendido de un hombre el cual ya está cubierto por una sabana azul, centímetros adelante una veladora, me imaginé raro el muerto en la calle en el que nadie se compadezca en colocar una veladora.

Fue un ajuste de cuentas, no le robaron nada y llegaron directo a matarlo, observé que tiene aún su reloj y unos cuantos pasos del cadáver una lujosa camioneta, con varios impactos de bala, quizá quería correr de sus verdugos, hay varios casquillos cubiertos con vasos de unicel.

Comenzó a llegar la familia del difunto, será difícil tomar una buena foto, pero puedo notar algo extraño en la familia, sus reacciones no son muy normales a una situación de un asesinato de uno de sus integrantes, no se aprecian lágrimas en sus ojos, si no rabia, cruzan unas cuantas palabras con los policías y se retiran en tres camionetas.

Uff, le comenté a mi hermano que se desataría una guerra y le aseguré que van a buscar a los asesinos para ¡vengarse! El me respondió que no vea tantos programas de televisión, le dije que ni televisión tengo, que esto es la vida real, apúrate ponte frente de mí como muro, tomaré un par de fotos, esto no lo puedo transmitir en vivo es gente muy pesada y peligrosa.

Subí las fotos a la página de Facebook Operaciones Especiales México, con información muy simple.

Muere persona ejecutada al filo de las 23 horas sobre la Arteria Uno en espera de servicios periciales.

Nos retiramos del lugar y nos dirigimos a nuestra base de espera, el Ángel de la Independencia.

Las tres de la mañana con treinta y tres minutos me encontraba dormitando y de nueva cuenta mi teléfono suena, hello moto…

-bueno

-Raúl lánzate a la Glorieta de Insurgentes ¡acaban de ejecutar a dos dentro de un bar!

-¿Que más información tenemos?

-Solo que llegaron directo a matarlos, ya sabían por quien ir…

-Enterado voy para allá.

Al llegar al lugar, vimos que la gente ya estaba rodeando el bar, pero algo llamó mi atención uno de los familiares del primer occiso estaba entre los curiosos… Sabía que era uno de ellos de los que viajaban en las camionetas, ya no tenía la mirada de odio, por el contrario una leve sonrisa expresaba su rostro, tanto fijé mi mirada en esa persona que volteo a verme y me reconoció. Me observo de forma retadora, sabiendo que me di cuenta de todo, lo ideal es retirarse de la zona, le hice señas a mi hermano y nos retiramos y me sentí tranquilo por un momento, pero una camioneta se nos atravesó en el camino. ¡Ya valió madres! Pensé…

Imagine que de pronto también estaríamos en una lluvia de plomo, pensé en mi familia ya no la volveré a ver jamás. Dos tipos se bajaron de la camioneta y se acercaron a nosotros, uno de ellos me saludo. Buenas noches, buenas noches le respondí y respondí con un hormigueo en el estómago y la sensación de que casi me orinaba. Ya valió madres pensé, se me hicieron eternos los segundos hasta que volvió a hablar, el tipo era mal encarado, vestía de pantalón de mezclilla y playera gris.

¿Ustedes que onda son prensa? Le respondí que no, que solo eramos un grupo de redes sociales de nombre Operaciones Especiales México, al mismo tiempo que volteaba por el retrovisor buscando una patrulla, aunque no serviría de nada…

-Haa ustedes son los chismosos del Facebook

-si je, je, le respondí al mismo tiempo que pensaba, ptm los chismosos del Facebook así es como nos ven…

-¿Fueron a los muertos del bar?

-Si, pero ya no alcanzamos información, solo unas fotografías.

-Enséñame tus fotos

-Claro son estas dos y dos más del muerto antes de la media noche.

-Borralas, creo que no es necesario que se difunda la información, ¿espero que comprendas lo que te estoy diciendo?

-Si, mira ya las estoy borrando solo tome estas fotografías.

-¿Sacaste video?

-No, no saque video ni transmití en vivo

-Muy bien ¿cuanto te pagan por las fotos?

-Nada, no nos pagan nada, somos voluntarios

-Están pendejos, un día les van a meter un pinche plomazo por andarse metiendo, donde no les llaman, hoy pudo ser ese día… Órale a chingar a su madre de aquí.

-Si señor, gracias buenas noches.

Que pendejo soy, le di las gracias por mandarme a chingar a mi madre, no más bien le di las gracias porque no nos mató, volteo a ver a mi hermano, parecía vampiro sin color en la piel, comenzó a manejar y le dije que se detuviera más adelante ahí donde estaba un árbol, deja voy a “hechar una firma”, la verdad me estaba orinando del miedo. Nuevamente suena mi celular hello moto.

-bueno

-Raúl lánzate a Periférico y Tlalpan hay una volcadura indican de dos muertos

-Enterado vamos para allá…

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.