En un triciclo, quería salvar la vida de su esposa

Ciudad de México.- Una historia, que nos dejó un nudo en la garganta, pues bien sabemos que las emergencias se presentan en cualquier momento y en cualquier lugar, pero las circunstancias no son siempre las mismas y los recursos en ocasiones son muy limitados.

Este es el caso de Margarito que tomó la decisión de trasladar a su esposa al hospital por sus propios medios, pues su señora comenzó a sentirse mal, nadie lo apoyó ni con una ambulancia o vehículo particular, el esposo desesperado, sabía que el tiempo pasaba y su esposa seguía con fuertes dolores, así que no espero más y tomo su triciclo…

Sólo de esta manera podría trasladar a su esposa para un hospital, donde pudieran atenderla y quitarle los dolores que presentaba su compañera, con mucho cuidado la recostó en una tabla que acomodo en el triciclo y de inmediato emprendió el camino al hospital, aguanta amor, pronto llegaremos con los Doctores y te van a curar, ¡AGUANTA!

Durante el trayecto Macaría ya no se quejo más y un silencio total alarmó a su compañero de toda la vida, cuando ya no respondió a las palabras de ánimo de Margarito, así que detuvo la marcha del triciclo, para acercarse a Macaria, y saber como se encontraba, con lágrimas en los ojos supo que ella había fallecido en el camino…

Ahí quedó sin vida en calles de la delegación de Tláhuac. Margarito con el rostro marcado de tristeza e impotencia, solo observaba en silencio el cuerpo sin vida de su amada…

2 comments

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.