María Félix la coincidencia de su día de nacimiento con su muerte en un 8 de abril

Un paro cardiaco terminó con la vida de María Félix el 8 de abril de 2002. El mismo día, pero de 1914, “María Bonita” vino al mundo para convertirse en una de las actrices más emblemáticas de la época de oro del cine mexicano.

La tumba de quien encarnara a “La mujer sin alma”, su mausoleo conserva flores en su interior y una foto de María sonriendo junto a su hijo Enrique.

Los restos de la actriz descansan en el Panteón Francés en medio de la tranquilidad, a la sombra de los árboles y junto a tumbas casi abandonadas por completo.

Dos flores en el piso reposan afuera del oscuro aposento de “La Doña”, el cual resalta entre las tumbas grises que se encuentran alrededor de la de ella y que este día es poco visitada por sus millones de seguidores.

“¡Todos los hombres imploraban su amor y caían a sus pies… tuvo cuantos servidores ambicionaba su vanidad!”, se lee en el póster de 1944 que anunciaba el estreno de “La mujer sin alma”, película protagonizada por Félix.

Los carteles que invitaban a ver la cinta en el Teatro Alameda prometían al público comodidad con “clima artificial”, y advertían de la peligrosidad de “Teresa”, la mujer que personificó María en la película, pues era realmente despiadada: “¡Los hombres en sus manos eran frágiles y sumisas marionetas!”.

Se trataba de la quinta película de María Félix, la primera junto al consolidado y respetado actor Fernando Soler, quien sería la gran víctima de Teresa en una historia que fue una adaptación de la novela “La razón social”, del francés Alphonse Daudet.

A las 21:00 horas del jueves 17 de febrero de aquel año, la actriz sonorense y Fernando Soler asistieron al entonces Teatro Alameda, ubicado en el número 34 de la Avenida Juárez, en el Centro, donde se llevó a cabo la función estelar que rompió récord de asistencia.

Esta cinta forma parte de la trilogía que la actriz filmó de la mano Fernando de Fuentes (Doña Bárbara, La mujer sin alma y La devoradora) cuando Félix construyó una imagen de “mujer fatal”.
Icono de la edad de oro, María Felix marcó sin duda una parte importante de la historia cinematográfica de México, no sólo por su enorme talento, sino porque forjó su carrera bajo sus propios términos llegando a rechazar propuestas de Cecil B. Demille, el magnate de Hollywood.

“Siempre me ofrecían papeles de campesina y yo no nací para llevar canastas”, argumentaba cuando se le preguntaba por su rechazo al cine americano.

Sin embargo, al contrario de lo que se pensaría, eso no le impidió crecer como artista y en poco tiempo se ganó el respeto de todos gracias a sus innumerables papeles protagónicos y a su deslumbrante belleza.

‘La Doña’ como se le conoció tiempo después por su personaje en la cinta ‘Doña Bárbara’ es hoy 8 de abril conmemorada en su cumpleaños 104 con un doodle creado por la artista de internet Paulette Jo., la cual intentó representar en un retrato digital todo lo que representa ‘María Bonita’ aún en la actualidad.

“El arte en cuestión captura el impresionante retrato del icono de la película”, según explica Google en su blog dedicado a los doodles.

Aunque la carrera de Félix comenzó en México, el impacto que tuvo en el cine, el arte, la música y la moda repercutió también en el extranjero, trascendiendo las barreras culturales y estableciéndola como una de las mujeres más influyentes a nivel internacional.

Contribuyó a la cultura con 47 cintas producidas en México, España, Francia, Italia y Argentina y fue considerada una musa para artista como José Clemente Orozco y Diego Rivera, por los novelistas y dramaturgos como Jean Cocteau, Renato Leduc y Carlos Fuentes y para músicos como Juan Gabriel y Francis Cabrel.

Tanta y tan intensa es su hermosura, que duele” , así definió su belleza Jean Cocteau cuando la conoció en un rodaje en 1950.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.