Van contra las ambulancias patito

La diputada local del PRD, Nora Arias Contreras, propuso reformas legales para identificar, regular y en su caso erradicar las ambulancias patito.

Manifestó que el servicio de las unidades de emergencia se requiere profesionalizar con base en la ley y tener médicos altamente especializados que ayuden a salvar la mayor cantidad de vidas desde el momento en que llegan al sitio donde son requeridos.

Arias Contreras comentó que las modificaciones a las leyes de Salud y de Protección Civil de la capital, incluyen la actualización anual del padrón de ambulancias reguladas por la ley, pues tiene conocimiento sobre la existencia de aproximadamente mil unidades pirata en la Ciudad de México.

Actualmente la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios(Cofepris), tiene contabilizadas cerca de mil 500 ambulancias que deben atender diariamente diferentes tipos de emergencias, padecimientos y accidentes.

La diputada local detalló que el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), cuenta con 33 unidades y atiende al 60 por ciento de las emergencias, la Secretaría de Salud el 20 por ciento y la Cruz Roja el 10 por ciento, en tanto que las delegaciones, unidades de protección civil y particulares atienden un 10 por ciento de la demanda.

Además, comentó de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la Ciudad de México cuenta con aproximadamente 8 millones de habitantes, lo cual aumenta la incidencia y probabilidades de accidentes, enfermedades, complicaciones médicas imprevistas y contingencias.

“Tan sólo en el 2017 se registraron 8 mil 699 accidentes viales en la ciudad, mismos que ocupan el octavo lugar entre las principales causas de muerte en la ciudad. Derivado de esos percances se registraron 691 decesos ese mismo año”, expresó.

En 2017, los atropellamientos en calles de la Zona Metropolitana del Valle de México, causaron la muerte de 56 personas. Y según la organización no gubernamental, México Previene, “cada dos horas atropellan a una persona en el país”.

Arias Contreras comentó que las principales causas de muerte en la ciudad capital se encuentran asociadas a la necesidad de servicios de urgencias médicas.

Añadió que la primer causa de muerte en la capital es por enfermedades del corazón con 14 mil 678 decesos registrados en 2016 por el INEGI, le sigue la diabetes mellitus con 10 mil 235 muertes, las enfermedades cerebrovasculares ocupan el cuarto lugar, las pulmonares obstructivas crónicas el séptimo sitio, las agresiones el noveno, seguidas de la insuficiencia renal.

“Los pacientes pueden incrementar sus posibilidades de sobrevivir y tener menos complicaciones médicas posteriores o secuelas, si reciben una atención médica inmediata adecuada y fueron trasladados en el menor tiempo a una clínica u hospital”, manifestó.

EL DATO

En la Ciudad de México se registran, en promedio, 30 atenciones diarias de urgencias médicas por parte de ambulancias patito, es decir, unidades que carecen de permisos y cuyo personal no necesariamente tiene los conocimientos requeridos.

La cifra representa 7% respecto a las 416 urgencias médicas que ocurren al día en la capital, según cifras de 2017 del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México (C5).

Idris Rodríguez, titular del C5, destacó, en una entrevista con 24 HORAS, que las autoridades emprendieron una estrategia contra las ambulancias patito, con lo cual las atenciones brindadas por éstas se redujeron, al pasar de 50 servicios diarios en 2016, a 30 al día en 2017 (40% menos).

Aun así hay capitalinos que caen en manos de ambulancias no reguladas, las cuales cobran por los traslados, pese a que éstos deben otorgarse sin costo si son solicitados en algún número de emergencia, como el 911.

Tal es el caso de Javier, un abogado que solicitó una unidad al 911, con el fin de que su madre fuera trasladada al Hospital 29 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), debido a que presentó un paro diabético en diciembre del año pasado.

Al hogar, situado en la colonia CTM Aragón, delegación Gustavo A. Madero, no llegó la Cruz Roja o el Escuadrón de Rescates y Urgencias Médicas (Erum) de la policía capitalina, sino una ambulancia de la empresa Euromed, que interceptó la llamada y cobró 5 mil pesos por el servicio.

Los dos supuestos paramédicos que acudieron al llamado colocaron un tanque de oxígeno a la paciente, Elia de 82 años de edad, y mediante una camilla la subieron a la ambulancia para llevarla a la clínica, situada a 15 minutos del lugar.

En el traslado, los sujetos se comunicaron vía radio con “el supuesto jefe”, quien les dijo que se habían equivocado de paciente y les pidió solucionar el conflicto.

“Cuando llegamos al hospital, me pidieron que les pagará el traslado, que ascendía a 5 mil pesos, si no, los iban a correr por el error, el cual, me insinúan, benefició sin querer a mi mamá”, relató Javier a 24 HORAS, quien ante la urgencia entregó el anillo de oro que portaba, valuado, dijo, en tres mil 800 pesos, y mil pesos en efectivo.

“Estas personas (las que operan las unidades patito) no son personal certificado; no son médicos. El equipo con el que cuentan no está bajo la norma, las ambulancias que traen no están autorizadas para hacer traslados y el dinero que recolectan se lo reparten entre ellos y a quien les avisa de los servicios”, afirmó el titular del (C5).

Rodríguez Zapata recordó que ante la falta de documentación, muchas unidades han sido remitidas al corralón una vez que son detectadas por las cámaras de videovigilancia y previamente inspeccionados por la policía.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.